Publicado: 23 de Junio de 2017

VITORIA - El Gobierno Vasco, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea (ETS), ha sacado a licitación el estudio geotécnico del soterramiento del Tren de Alta Velocidad (TAV) en Vitoria, con un plazo de ejecución de cuatro meses y un importe de 115.000 euros (IVA excluido).

A través de un comunicado, ETS explicó ayer que este estudio deberá determinar el espesor y las propiedades de los suelos, obtener una caracterización preliminar de los mismos y del macizo rocoso subyacente, y detectar posibles problemas que puedan surgir, dificultando o encareciendo considerablemente la solución propuesta.
Esta entidad pública recordó que la solución prevista para la llegada del TAV a la capital alavesa, pactada entre el Gobierno Vasco, Ayuntamiento, Adif y el Ministerio de Fomento, consiste en un nuevo trazado soterrado de 2,9 kilómetros, que contempla además una nueva estación subterránea.

El estudio anunciado por ETS, consistirá en una completa campaña de investigación geotécnica que abarcará todo el trazado de la solución propuesta, tanto en superficie como en profundidad. Una vez validada y aprobada esta primera fase por los técnicos de ETS, se llevarán a cabo los trabajos de campo.

La tramitación de permisos municipales, así como las gestiones con las diferentes compañías de servicios, se ejecutarán, según ETS, con la “mayor agilidad” posible con el objetivo de iniciar los trabajos de “forma inmediata”. De forma simultánea se harán diferentes ensayos de laboratorio en las muestras tomadas en los sondeos que permitirán conocer los diferentes materiales encontrados en el subsuelo.

Aunque el Ministerio de Fomento ha circunscrito el soterramiento de Vitoria a un tramo de 2,9 kilómetros, recientemente el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, informó de que su gabinete aún mantiene las negociaciones abiertas para tratar de extender el enterramiento de las vías más allá de ese límite. La intención del Ayuntamiento de Vitoria es que el soterramiento avalado por el ministro Íñigo de la Serna se prolongue hacia el este de la ciudad, de manera que la brecha ferroviaria que afecta a los barrios de Larrein y Arkaiate desaparezca.

Mientras tanto desde el Ministerio de Fomento se sigue trabajando en el encargo de la encomienda para el estudio informativo del proyecto de soterramiento. Ayer mismo, confirmaron desde Fomento el “carácter prioritario” que tiene este documento de cara a concretar y avanzar el futuro trazado.

Fuente y foto: noticiasdealava.com