Publicado: 26 de Octubre de 2016

El Concello de Vilagarcía esgrimió ayer un informe geotécnico, realizado por la empresa Enmacosa, que demuestra el elevado riesgo de desprendimientos que existen en el talud del vial que une el Hospital de O Salnés con Baión, informe que aconseja que se mantenga cerrado al tráfico.

Esas conclusiones, exponen desde el Concello de Vilagarcía, coinciden con las impresiones de los integrantes del Servizo Municipal de Emerxencias que actuaron en la zona tras el desprendimiento de varias piedras. De hecho, esta pasada madrugada, se desprendieron bastantes cascotes sobre la vía, motivo por el que se procedió al cierre de la misma, "para evitar riesgos innecesarios y posibles daños personales".

En relación a la actuación del alcalde de Vilanova, el regidor vilagarciano, Alberto Varela, señalaba ayer que "extraña que un regidor con su experiencia adopte una medida de este tipo, sin preguntar primero, ni que tuviese en cuenta los posibles riesgos que podían existir, tanto para los vecinos de Baión como para cualquier otra persona que circulase por la carretera".

Varela Paz considera que el Concello de Vilagarcía actuó de forma responsable y con la prudencia necesaria, y se pregunta "que ocurriría si se hubiese dejado el vial abierto y un nuevo desprendimiento alcanzase un vehículo".

El regidor vilagarciano se compromete a actuar con la mayor diligencia posible para que el vial esté operativo cuanto antes, pero mientras continúa el cierre "existen otras alternativas para poder usar". El alcalde vilagarciano insiste en que no quiere polemizar con su homólogo de Vilanova y apunta que "esto no es un problema de competencias, ni de lindes, ni de protagonismos; es un tema de seguridad y lo primero es garantizar la de las personas, lo demás es secundario".

Si el vilagarciano trata de evitar polémicas, el vilanovés se mueve como pez en el agua en ellas, y no elude la confrontación en un frente abierto por un vial secundario como el que une el hospital de O Salnés con Baión. Durán no entiende como en Vilagarcía "se encarga un estudio geotécnico a una consultora externa pese a que no es competencia del Concello de Vilagarcía y cuando ese trabajo lo van a hacer los técnicos de Fomento totalmente gratis, eso es tirar el dinero de los vilagarcianos, pero allá Varela con lo que hace, si quiere también puede encargarle a la consultora un estudio del aeropuerto de Alvedro, que tampoco es de su competencia". Insiste el regidor en que "nosotros, cuando fuimos conscientes de la situación, sacamos de en medio la piedra y comunicamos a Fomento la situación, no dejamos el vial ocupado durante todo un fin de semana e informamos a una administración que nada tiene que ver con él".

Para Durán está muy claro que lo que se debía haber hecho el primer día "era retirar la piedra y mandar a una brigada de obras para que asegurase la zona de manera provisional mientras Fomento no acometía las obras que deben realizarse en la zona; eso habría permitido que el vial estuviese abierto en estos momentos". En este sentido, el vilanovés pone un ejemplo: "si a uno se le avería el lavabo de casa, no cierra el baño, sino que trata de arreglarlo lo antes posible, pues eso es lo que el Concello de Vilagarcía debería haber hecho, pero tuvimos que hacerlo desde Vilanova el lunes, dos días después del desprendimiento".

De todas formas, el regidor da un voto de confianza a su homólogo y le insta a tratar de "hacer lo que se tenga que hacer, pero cuanto antes, para que la situación regrese a la normalidad, ya que los perjudicados son los vecinos de Baión, que deben desplazarse varios kilómetros para poder acceder a su centro sanitario de referencia".

Fuente de texto y foto: farodevigo.es